dimecres, 3 juny de 2009

Comportamiento de los delfines

Las manadas de delfines pueden variar mucho, desde diez ejemplares hasta diez mil según la especie. Este agrupamiento les ayuda a la hora de defenderse de otros depredadores. Normalmente golpean con su hocico hasta hacer que se vaya. Además, tienen un sentido del compañerismo muy desarrollado ya que si un delfín resulta herido, otro lo llevará a la superficie para respirar.

La comunicación entre delfines se realiza a través de sonidos parecidos a silbidos que producen con su garganta dentro y fuera del agua.
Estos sonidos también sirven para que los delfines localicen objetos bajo el agua ya que producen ecos al rebotar en los objetos que son devueltos al delfín, proporcionándole información sobre su forma, tamaño y distancia.
La naturaleza de los delfines les hace animales juguetones, curiosos, inteligentes y muy sociables. A menudo podemos verles acompañando por el mar a alguna embarcación.
Con respecto a su comportamiento con las personas, son muy amistosos y tranquilos. No temen a los humanos y siempre están dispuestos a ayudarnos.
De hecho, existen casos en el que delfines intentan arrastrar a buzos hacia la superficie porque piensan que pueden estar en apuros.

dimarts, 2 juny de 2009

divendres, 22 maig de 2009

¿De que se alimentan?

Alimentación:

Algunos se alimentan de bancos de peces o de organismos diminutos llamados krill y, aunque los delfines y marsopas tienden a alimentarse de peces o cefalópodos, solo una minoría de cetáceos prefiere los pulpos, moluscos, poliquetos, cangrejos, tortugas y mamíferos marinos, incluyendo otros cetáceos.




A continuación os dejo con un vídeo de los delfines jugando:

dimarts, 19 maig de 2009

¿Dónde viven?


Los delfines se encuentran alrededor del mundo en las aguas templadas y tropicales, estando ausentes solo a partir de 45 grados de los polos en cualquier hemisferio.
En el Océano Pacífico, los delfines se encuentran desde el norte de Japón hasta Australia y del Sur de California hasta Chile. También se encuentran fuera de la costa en el Pacífico tropical, casi tan lejos como las islas Hawaianas.
En el Océano Atlántico, se han encontrado delfines nariz de botella desde Nueva Escocia hasta la Patagonia, y de Noruega a África del Sur. Los delfines nariz de botellas son la especie más abundante a lo largo de la costa de Estados Unidos a través del golfo de México.
Los delfines nariz de botella también se encuentran en el Mar Mediterráneo, y en el océano Indico desde Australia hasta África del Sur.


Hábitat


Los delfines habitan la zona pelágica así como en puertos, bahías, lagunas, golfos, y estuarios.
En general, el ecotipo costero parece estar adaptado a las aguas calientes y bajas. Su cuerpo más pequeño y aletas más grandes sugieren la disipación creciente de la maniobrabilidad y de calor. Estos delfines frecuentan puertos, bahías, lagunas, y estuarios.
En general, el ecotipo fuera de la costa parece estar adaptado a las aguas frías y profundas. Ciertas características de su sangre indican que este tipo se satisface mejor con la inmersión profunda. Su cuerpo más grande ayuda a conservar calor y a defenderse de los depredadores.


Migración


Las variaciones en la temperatura del agua, los movimientos de los peces que sirven de alimento, y los hábitos alimenticios pueden explicar los movimientos estacionales de algunos delfines desde y hacia ciertas áreas.
Algunos delfines de costa en latitudes más altas muestran una clara tendencia a la migración estacional, viajando hacia el sur durante el invierno. Los de aguas más calientes muestran movimientos estacionales menos extensos.
Algunos animales costeros permanecen dentro de los límites territoriales (un área en la cual los individuos o los grupos se mueven regularmente para realizar sus actividades cotidianas). Los rangos territoriales pueden coincidir o sobreponerse.
Este blog se ha creado con el objetivo de conocer al delfín.
Es un animal fuerte y ágil, dotado de gran inteligencia, los delfines conquistan las simpatías de los espectadores con sus fantásticas piruetas y su carácter simpático y juguetón.
Se agrupan formando manadas, a veces de más de cien individuos, que acompañan a las grandes corrientes y constituyen con sus saltos un motivo de diversión para los pasajeros de barcos y cruceros.
El delfín tiene una forma de nadar característica, saltando y hundiéndose rítmicamente en el agua como si cabalgara en las olas. Esto se debe a que por ser mamífero, necesita subir a la superficie para respirar, cosa que hace cada vez que asoma la cabeza.
El cuerpo del delfín tiene la forma de huso, con una longitud total de 2 o 2,5 metros. Su cabeza es pequeña y el hocico se alarga en forma de pico de pato. Su boca tiene de 20 a 50 dientes en cada mandíbula. Su aleta dorsal, alta y delgada, supone otra característica que tiene en común con los peces normales.

Para visitar los otros blogs visitar el siguiente enlace: http://1afiesgallecs.blogspot.com/